luminarias solares en los cultivos
Publicado el 23 de abril de 2021 - Luminarias

Las 5 ventajas de usar luminarias solares en tus cultivos

Cada vez más empresas se unen al movimiento de contar con luminarias solares en sus cultivos y esto no es casualidad, pues los beneficios son considerables: ofrecen energía limpia, renovable y más eficiente que ayuda al medio ambiente. En este artículo, te presentamos las 5 principales ventajas de contar con luminarias para la agricultura.
 

1. Luz solar y su regulación

Los paneles solares se cargan con luz del sol, el cual es una fuente inagotable, y eso ya es en sí una ventaja. Además de este recurso, los paneles no necesitan de ninguna otro suministro del exterior, como viento o agua, para funcionar.

Sabemos que las plantas necesitan del sol, sin embargo, tiene que suministrarse con moderación. Si una planta excede el límite de luz que obtiene para realizar la fotosíntesis, la luz extra puede impedir su productividad. Con las luminarias, se puede regular la cantidad de luz que se proveerá a cada planta, y también se amplía el abanico de cultivos que se pueden plantar al reducir las horas de exposición al sol directo.
 

2. Ahorro de agua y generación de humedad

Otro ahorro importante es el agua, que se produce cuando los paneles generan sombra. Ahí se conserva por mayor tiempo la humedad, lo que da como resultado cultivos más hidratados por mayor tiempo. Así mismo, se evita que se sequen por el exceso de luz y, con ello, se reduce el uso de agua para su constante riego.
 

3. Temperatura y aprovechamiento de la sombra

La sombra de los paneles aporta temperaturas en el día más frías y temperaturas por la noche más cálidas, por lo que hay más humedad disponible en el aire. Los cultivos y los paneles forman un buen equipo, pues por sí solas, las luminarias son muy sensibles a la temperatura y se vuelven calientes.

Los cultivos ayudan a disminuir este afecto, ya que generan agua a través de la transpiración, lo que provoca que los paneles no alcancen estas temperaturas tan altas y evitan la evaporación del agua que existe en la tierra.
 

4. Bajo costo en la instalación y mantenimiento

En cuanto al tema técnico, las luminarias son sistemas sencillos y fáciles de instalar, además de que cuentan con una alta flexibilidad de instalación, ya que pueden estar prácticamente en cualquier parte. El lugar donde se coloquen puede ser de cualquier tamaño, y no es necesario un ajuste en el entorno donde se instalen.

En cuanto al mantenimiento, este es mínimo y las luminarias se averían poco: cada módulo goza de una larga vida de uso. Son resistentes a las condiciones climáticas extremas, como granizo, viento y frío. Estos sistemas son ideales para los cultivos que se encuentran en zonas donde la electricidad no llega o es difícil y costosa de conseguir y trasladar.
 

5. Productividad y ahorro económico

Varios estudios señalan que se puede aumentar la productividad de dos formas: al regular la luz solar que obtiene un cultivo durante el día y al aumentar el número de plantaciones. También hablamos de los beneficios al ahorrar agua, todo ello proporciona ahorros económicos.

Por otro lado, el utilizar esta clase de tecnologías atraen a inversores que ven el potencial de utilizar energía que no contamina, y el costo de los componentes para los paneles disminuye a medida que la economía va avanzando, por lo que su compra será cada vez más accesible.

La mejor parte es que existen empresas especializadas en brindarte el apoyo para implementar estas soluciones en tus campos agrícolas, por lo que dar el siguiente paso y utilizar energía sustentable es cada vez más sencillo.

También te puede interesar: Aportes de las luminarias solares a la seguridad callejera.