usos-mas-comunes-de-la-energia-solar
Publicado el 1 de julio de 2021 - Energía Solar

Usos más comunes de la energía solar

La energía solar de forma pasiva es completamente gratuita y beneficiosa, además puede aprovecharse para ser utilizada para un uso masivo y comercial convirtiéndose así en una energía 100% renovable y natural.

Energía térmica:

La energía térmica es la proveniente del sol y que se transforma en energía calórica de forma renovable, sostenible y respetuosa con el medio ambiente. La transformación a temperaturas más bajas se da normalmente para la calefacción doméstica, el calentamiento de agua para piscinas o uso corriente en la casa, entre otros. Sin embargo, la energía térmica sorprendentemente puede llegar a trabajar hasta los 500 °C para generar electricidad.

Aplicaciones de la energía térmica:

En bajas temperaturas, menores a los 65 °C, se realiza una instalación solar térmica a una vivienda con la intención de generar calefacción del área, calentar el agua y/o piscinas. Se realiza con circuitos cerrados de intercambios de calor. En medianas y altas temperaturas que oscilen de 200 °C hasta 500 °C la energía térmica es utilizada para ser transformada en energía eléctrica mediante un proceso tecnológico similar a centrales térmicas de carbón o centrales nucleares. Para lograr esto se necesita de un combustible que genere suficiente vapor a temperaturas muy altas para que impulse una turbina de vapor que está conectado mediante un eje a un generador eléctrico.

De esta manera, la radiación solar se transforma principalmente en energía térmica para luego convertirse en energía mecánica y finalizar siendo energía eléctrica. En este orden de ideas podemos ver los usos más comunes de la energía térmica:

  • Generar electricidad renovable
  • Generar climatización de agua
  • Calefacción de suelos
  • Agua caliente sanitaria (ACS)
  • Refrigeración de edificios o en procesos industriales como climatización.
  • Conversión en energía mecánica. Por ejemplo, en los motores de combustión.
  • Uso industrial en hornos solares
  • Para plantas de energía geotérmicas obteniendo el calor del interior de la tierra.
  • Secar productos de origen agrícola
  • Desalinización de las aguas marítimas

Energía fotovoltaica:

La energía solar fotovoltaica y es utilizada para crear sólo electricidad mediante los paneles solares con semiconductores normalmente hechos de silicio, funciona mediante fotones, cuando estos chocan con un átomo de silicio producen que un electrón salte y se cree la electricidad. La energía fotovoltaica o fotoeléctrica se le denomina una energía escalable, esto quiere decir que puede producir energía a gran o pequeña escala según la demanda eléctrica añadiendo o quitando módulos.

Los paneles de instalación fotovoltaica se colocan en el suelo, azoteas, paredes o de manera flotante, lo importante es que tenga la inclinación y orientación correcta en dirección al sol. La energía fotovoltaica se utiliza en sistemas conectados a la red eléctrica o en sistemas aislados dependiendo de su fin. Por ejemplo, en los sistemas de red eléctrica encontramos electricidad para los edificios, electricidad para un área rural y aplicaciones para naves espaciales. Mientras que en los sistemas aislados encontramos iluminación de alumbrados públicos, alumbrado de faros y boyas marítimas, indicadores de hora y temperaturas públicas, bombeo de agua para sistemas de riego agrícola además de los artefactos solares como calculadoras, coches o relojes. En conclusión, encontramos que la energía fotovoltaica se aplica comúnmente para:

  • Generar y vender electricidad a diferentes escalas
  • Iluminar autónomamente las vías públicas o mares
  • Electrificación rural
  • Recarga eléctrica solar de artefactos como relojes o calculadoras
  • Electricidad utilizada para obtener potencia motriz
  • Explotaciones agrícolas y ganaderas
  • Sistema de telecomunicaciones
  • Sistema de electricidad de autoconsumo
  • Colectores solares fotovoltaicos térmicos híbridos

En conclusión, esta tecnología ha revolucionado el mundo moderno con sus distintas y útiles aplicaciones, se estima que para el 2040 represente un 26% de la demanda mundial eléctrica prevista según la Organización de las Naciones Unidas.

También te va a interesar: Conoce las razones por las que la energía solar va ligada con el futuro