paneles solares para calentar una piscina
Publicado el 11 de junio de 2021 - Calentadores

¿Cuántos paneles solares se necesitan para calentar una piscina?

Tener una piscina en casa de forma ecológica es posible hoy en día gracias a una serie de procesos de filtrado y mantenimiento, pero ¿sabías que también es posible que tenga una temperatura cálida? El fundamento de esta tecnología se basa en los paneles solares desarrollados especialmente para este fin.

No es un secreto lo llamativo que resulta actualmente la modernidad, funcionalidad y que este sistema apoye el cuidado del medio ambiente, siendo manejado en todo momento como una tecnología alternativa y atrayendo diariamente a un mayor número de personas. Si te parece interesante, entonces esta breve lectura es para ti.
 

¿Cómo funcionan los paneles en una piscina?

Teniendo en cuenta los avances tecnológicos, se podría creer que el sistema de paneles es algo sumamente complejo, con gran cantidad de elementos de apoyo y un sinfín de conexiones. No obstante, se puede afirmar que la tecnología existente en estos sistemas se basa casi exclusivamente en sus materiales.

Para climatizar una piscina de forma ecológica, es necesario apoyarse en la fuente de calor que alimenta todo el planeta: el sol. El calor de sus rayos son captados por los paneles, los cuales han sido instalados estratégicamente en los alrededores de la piscina, ayudando a templar el agua que se bombea.

Al momento de tomar la decisión de cambiar a un sistema mucho más ecológico, es importante tener presente que posiblemente se requiera el cambio de tuberías, bombas de agua e incluso el método de filtrado, llevándolo a uno de mayor eficiencia térmica. Este proceso de cambio requiere, inicialmente, una inversión algo elevada, pero que se equilibra con el gasto energético y la satisfacción de utilizar un método de energía renovable.

Buscando un pleno funcionamiento y periodo de vida prolongado, es necesario que los captadores de calor sean fabricados con materiales de primera, siendo comunes los polímeros gracias a la nanotecnología.

Para lograr una adecuada temperatura, es recomendable instalar los captadores en lugares horizontales o inclinados, cercanos a la piscina y que, además, cuenten con incidencia solar directa, procurando que esta sea constante y que se transmita la energía de forma continua y segura.
 

¿Cuántos paneles necesitaré realmente?

Esta es una pregunta muy común, pero para su respuesta se requiere estudiar una serie de factores, teniendo en cuenta el tipo y tamaño de los captadores, volumen de agua, temperatura deseada, tipo de sistema de control, ubicación geográfica e incluso el diseño de la alberca que deseamos climatizar.

Según los expertos, una temperatura ideal para una piscina al aire libre se encuentra en un rango entre los 25 a 30 °C, siendo esta la base de cálculo que se tomará. Posteriormente, se requiere conocer cuál es el volumen de agua a calentar, aunque para ello solo hace falta multiplicar el largo, ancho y profundo de nuestra alberca.

Para conocer los BTU necesarios (Unidad Térmica Británica) se debe saber en cuántos grados se quiere incrementar la temperatura y hacer el cálculo con esta operación matemática: (Volumen) x (8.33) x (Grados a incrementar) /(24). Esta ecuación ofrecerá el número de BTU aproximado por hora, lo que te dará una idea del consumo termal demandado.

Por su parte, los fabricantes de panales suelen ofrecen una serie de datos que guardan relación con el número de BTU capaz de producirse por cada hora de exposición solar. De este modo, te dan una idea orientativa de cuántos captadores serán imprescindibles para cada caso en particular. Regularmente, para piscinas sencillas se precisan entre 15 y 20 captadores, eso sí, siempre teniendo en cuenta las especificaciones de los mismos.

También te va a interesar: ¿Qué tan sencillo es conseguir paneles solares para casa?