Conoce sobre la evolución de los calentadores solares
Publicado el 22 de septiembre de 2021 - Calentadores

¿Ya conoces la evolución de los calentadores solares? Hazlo aquí

La aplicación del sol, el viento y los mares como método de generación de energía ha venido evolucionando poco a poco. Cada día la obtención de electricidad y el funcionamiento de electrodomésticos por medio de recursos renovables es más necesario. Por ello, la invención de calentadores solares fue y seguirá siendo una de las mejores ideas para la vida cotidiana. ¡Aprende acerca de su historia y mejoras!

Historia de los calentadores solares: ¿Quién tuvo la idea?

Es curioso, pero muchas personas tienen la idea errónea de que todo lo que utilizan actualmente ha existido desde siempre. Pero es así, pues el tiempo pasa, el mundo evoluciona y con él una serie de innovaciones van apareciendo, facilitando las actividades del ser humano. Hace más de 200 años no se conocía ningún artefacto capaz de cumplir con la tarea de calentar el agua, sino que los más privilegiados lo realizaban con carbón o leña.

Remontando un poco hacia el pasado, Heródoto afirmaba que, de querer un baño con agua caliente, bastaba con verter el líquido sobre las piedras calientes. Pero esto no fue suficiente. Horace de Saussure, en 1767, inventó “la caja caliente”. Se trataba de un cajón acristalado, con todo el interior de color negro, en el que entraban los rayos del sol y era capaz de mantener el calor. La temperatura podía alcanzar hasta 109 grados centígrados. Sin saberlo, se trataba del primer colector de energía solar en la historia.

Más adelante, en el año 1909, William J. Bailey comenzó sus ventas de un colector solar en un pequeño poblado de Los Ángeles. Con dicho artefacto, se podía obtener agua caliente en un hogar sin necesidad de utilizar combustible fósil. Lo mejor de todo es que, el calentador a base de energía solar no solamente garantizaba agua a temperaturas durante el día, sino también en horas nocturnas. La invención de este ingeniero se puede tomar como uno de los primeros calentadores tal y como se hallan en la actualidad.

¿Cómo era el calentador solar de William J. Bailey?

La estructura del calentador solar de William J. Bailey se dividía en dos partes: un colector y un depósito para la acumulación del agua caliente. El colector se trataba de un serpentín situado en el interior de una caja con tapa de vidrio. Cada componente tenía un lugar específico, ya que el primero se ubicaba en el techo del hogar y el segundo en un pequeño espacio en la cocina. Posteriormente, mejoró su forma:

  • Propuso el aislamiento del depósito de agua con un poco de piedra caliza para separarlo de la caja donde se hallaba.
  • Colocó el serpentín de cobre reposando encima de una lámina negra de material metálico.
  • Utilizó fieltro para aislar la caja de madera del colector.
  • En caso de épocas lluviosas o con el cielo nublado, recomendó la compra de un calentador auxiliar.
  • Aprovechó el efecto termosifón, el cual consiste en que el agua caliente, al ser menos densa, puede elevarse por sí misma en tuberías. Por ello, situó el depósito en un punto más elevado que el acumulador depositario y el colector.

Energías renovables como mejores alternativas

La generación de electricidad con alternativas renovables viene desde hace muchos años con la celebración de la convención en Estocolmo para la preservación del ambiente en 1972. Invertir en artefactos que promuevan el consumo de energía eficiente es excelente, ya que ahorras y no contaminas. El objetivo principal es promover un mundo más verde, ecológico y perdurable en el tiempo, sin polución.

No contaminar no es tan difícil como parece, puesto que hay múltiples alternativas que pueden contribuir. Solamente falta la disposición de cada individuo y su aporte con un granito de arena. ¡Trabaja más por tu planeta y no dejes de pensar en verde!

También te va a interesar: Tipos de calentadores solares