Calentadores de agua para piscinas para aclimatar el agua
Publicado el 24 de septiembre de 2021 - Calentadores

¿Cómo puedo calentar el agua de mi piscina?

Hay diferentes maneras en las que puedes aclimatar tu piscina para que la uses durante la primavera, el otoño y qué mejor que en invierno.

No es por un lujo que los especialistas recomiendan que calientes tu piscina. Si ves más a fondo el por qué hacerlo, te darás cuenta que vale la pena. Te mostraré algunos beneficios que obtendrás de acuerdo a la situación.

Ventaja de tener una piscina climatizada

Lo primero que debes comprender es que, en tu hogar quienes disfruten de ella obtendrán chapuzones agradables en cualquier época del año sin necesidad de esperar a que esté haciendo mucho sol. Además, ten en cuenta que el calor medicinal que se aloja en ella es ideal para los músculos que se encuentran tensos debido al estrés u otros factores. También puedes recrear un spa a muy bajo costo en la comodidad de tu hogar.

En el momento en que quieras disfrutar de un baño refrescante, tienes ante ti diversas opciones entre las que puedes elegir. Recuerda que hay muchos sistemas de climatización como el calentador de agua solar para piscinas, el detalle está en que algunos de ellos respetan el medio ambiente. Veamos las siguientes elecciones a tu disposición:

  • Cubierta para piscinas: aunque no todos los días son soleados, puedes aprovechar el efecto invernadero que calienta todo lo que ve a su paso. Por lo tanto, al mantenerla cubierta la temperatura interior se eleva y minimiza el factor de enfriamiento.
  • Calentador eléctrico: mediante una resistencia de titanio que se conecta a la red de filtrado, puedes disfrutar de la temperatura perfecta. Su instalación no es complicada. Lo único es que al ser eléctrica tiende a consumir energía de acuerdo al uso. Es ideal para piscinas de tamaño familiar.
  • Energía solar: el uso de paneles o calentadores solares es una alternativa de bajo costo, además es fácil de instalar. Puedes usar un calentador solar que va muy bien para esos días de sol.  Mediante un captador solar el agua aumenta de temperatura. Este se basa en un sistema de energía solar que se renueva y conserva caliente el agua con ayuda de los rayos solares.
  • Bomba de calor: a través del aire caliente se mantiene a temperatura el agua. Gracias a que es un electrodoméstico que posee un sistema manual o en ocasiones digital, puedes graduar de acuerdo al nivel de calor que desees.
  • Manta solar o lona de burbujas: si la colocas sobre la superficie de la piscina se aumenta la temperatura en algunos grados. La diferencia es que si te vas a meter es necesario retirar el cobertor mientras estés dentro. Además, mantiene en niveles óptimos el suministro de agua, es decir que no se evapora fácilmente.
  • Intercambiador de calor: usando una caldera de gas o eléctrica, la temperatura aumenta rápidamente mediante el intercambio entre un circuito y otro. Lo puedes instalar fácilmente. Diseñado precisamente para calderas que soporten una conexión alterna.

¿Cómo elegir el calentador más adecuado?

La idea es que puedas beneficiarte del producto más óptimo y eficaz que te permita obtener mejores resultados. Una buena manera de mejorar el nivel de calor se basa en la unión de varios productos que calienten desde ciertos ángulos. Por ejemplo, una manta solar para antes de que entres a la piscina y un calentador eléctrico o panel solar después de que ya estés en ella.

Debes tener en cuenta que hay unos sistemas de calentamiento que exigen grandes cantidades de energía y que como en todo, hay unos más costosos que otros. Siempre debes pensar en que el ecosistema juega un papel muy importante y que elegir una opción sostenible, económica y ecológica basada en los calentadores de agua solares es una buena opción.

También te va a interesar: ¿Es rentable utilizar un calentador solar para piscinas?