calentador solar - ciclo de vida
Publicado el 16 de junio de 2021 - Calentadores

Ciclo de vida de un calentador solar

Amamos nuestro planeta. Por ello, debemos usar herramientas que mejoren nuestra calidad de vida, pero que sean amigables con el medio ambiente. El calentador solar puede abarcar ambas cosas. Veamos su vida útil y cómo beneficiarnos de su uso por más tiempo.
 

Vida útil o duración

Lo primero que debemos tener presente es que este tipo de sistema es de uso diario. Por otra parte, aunque estos calentadores dependen de la energía solar para su funcionamiento, también pueden ser utilizados en zonas frías. Este es un detalle que muestra cuan versátiles son.

Es cierto que estos mecanismos no duran para siempre. Sin embargo, la buena instalación y el uso apropiado van a permitir que tengan una vida útil de acuerdo a lo que los expertos ya han estudiado.

Se espera que estos dispositivos duren alrededor de 20 a 25 años. No obstante, esto también depende de varios factores externos: los cuidados que se le den, la zona donde sea instalado, las condiciones ambientales presentes, etc.
 

Cómo extender la vida útil del calentador

En algunas zonas se producen mayores sedimentos que se adhieren a los tubos del calentador. Sin embargo, estos no deberían verse afectados a mayor grado si se cuenta con un buen sistema de mantenimiento, el cual ampliará la vida útil del aparato en muchos años más.

Existen algunas alternativas que pueden tomarse en cuenta para lograr optimizar la duración de estos sistemas. Estas ideas no son costosas y permitirán que tu inversión cobre un mayor valor.
 

1. Realiza mantenimiento preventivo

El mantenimiento de tu calentador puede realizarse al menos dos veces al año. Para esto, lo mejor es revisar el funcionamiento de todo el sistema. Puedes valerte de un técnico especializado en este tipo de mecanismos.
 

2. Revisa si hay acumulación de sedimentos

Algunos expertos recomiendan drenar las válvulas al menos dos veces por año. Esto permitirá verificar si en los tubos hay presente acumulación de sedimentos.

Si al realizar el drenaje, el agua sale limpia, entonces todo está bien. Pero, si sale muy sucia, debes pensar que es hora de realizar una limpieza. Puedes lavar el tanque una vez al año, lo que ayudará con el problema de corrosión y sedimentos.
 

3. Limpia los tubos

Aunque los tubos fueron diseñados para ser resistentes y soportar altas temperaturas, una limpieza constante permitirá que no se corroan y por ende se partan. Puedes igualmente realizar una limpieza dos veces por año, quitar polvo y otros residuos que afecten su rápido desgaste.

Si uno de los tubos llegara a romperse, puede ser reemplazado por otro sin cambiar todo el sistema. Un técnico experto puede ayudarte a resolver este pequeño inconveniente sin que esto represente un gasto considerable.
 

4. Usa el sistema constantemente

A veces pensamos que mientras menos usemos alguna herramienta más durará. Sin embargo, el desuso de este sistema puede acelerar su desgaste.

Decimos esto porque, al no usarse, corres el riesgo que los tubos estén expuestos al sol de manera permanente sin tener corriente de agua constante. Esto puede generar como consecuencia que los tubos se rompan cuando entren en contacto con el agua.

Por ello, es importante que hagas uso del sistema de manera regular. No te preocupes, él fue diseñado con ese propósito. Pero debes recordar que se debe mantener constante flujo de agua para que pueda funcionar correctamente.

Seguir estos sencillos consejos te ayudará a extender la vida útil de tu calentador. Recuerda que con él mejorarás tu calidad de vida y la de tu familia. Por supuesto, también contribuirás de manera positiva con el cuidado del medio ambiente.

También te va a interesar:  Si vivo en un lugar con temperaturas extremadamente bajas ¿es viable tener un calentador solar?