Calentadores solares de agua, la tendencia ambiental para reducir el impacto del cambio climático
Publicado el 27 de enero de 2021 - Calentadores

Calentadores solares de agua, la tendencia ambiental para reducir el impacto del cambio climático

Los calentadores solares de agua son dispositivos que utilizan la energía del sol que llega a la superficie terrestre en forma de radiación para aumentar la temperatura del agua. En ocasiones, llevan a cabo este proceso por medio de otra sustancia, como aceite, glicol, salmuera o aire. Su uso más común lo encontramos en servicios sanitarios, piscinas, viviendas y hoteles.

En la actualidad, la energía solar nos ofrece una amplia variedad de ventajas. Entre ellas, el calentamiento del agua es una de las más relevantes. Has de saber que una de las principales razones por las que el termo solar con tubos de vacío tiene mayor importancia que cualquier otra forma de energía es su gran eficiencia.

A continuación, te explicamos los principales beneficios medioambientales de la luz solar.

1. Proporciona calor

Este calor es aprovechado por medio de espejos. De esta forma, los rayos del sol se concentran en un termorreceptor que alcanza temperaturas de hasta 1000 ºC. El calor se utiliza para calentar un líquido que genera vapor, el cual mueve una turbina y, finalmente, produce electricidad.

Los colectores solares térmicos usan espejos o paneles para absorber y conservar el calor solar, transferirlo a un líquido y llevarlo por un sistema de tuberías para su aprovechamiento en instalaciones o edificios o para la producción de electricidad.

2. Es inagotable y se renueva

A diferencia de las fuentes tradicionales de energía (por ejemplo, el gas, el carbón, el petróleo o la energía nuclear), cuyas reservas son finitas, la energía del sol está disponible en todo el mundo y se adapta a los ciclos naturales. Por lo tanto, es un elemento importante de un sistema de energía sostenible que permite el desarrollo actual sin poner en riesgo el de las futuras generaciones.

3. Contra el cambio climático

No olvides que la energía solar no emite gases de efecto invernadero, por lo que no contribuye al calentamiento global. De hecho, se presenta como una de las tecnologías renovables más eficaces en la lucha contra el cambio climático.

4. No contamina

Es importante resaltar que la energía solar no emite compuestos tóxicos ni contaminantes, los cuales pueden ser muy dañinos para el ser humano y el medioambiente. Las sustancias tóxicas pueden acidificar los ecosistemas terrestres y acuáticos e incluso corroer edificios.

Además, los contaminantes del aire pueden desencadenar enfermedades respiratorias, como asma, enfermedades del corazón y cáncer. Por último, la energía solar no genera residuos ni contamina el agua, un factor muy importante teniendo en cuenta la escasez de este elemento.

5. Una energía competitiva

Hoy en día, las energías renovables, concretamente la fotovoltaica y la eólica, son más económicas que las tradicionales en gran parte del mundo. Has de tener en cuenta que las principales tecnologías renovables están reduciendo potencialmente sus costos, de manera que ya son completamente competitivas. En este sentido, las grandes economías y la innovación están logrando que las energías renovables sean soluciones más sostenibles a nivel ambiental.

6. Genera riqueza y empleo local

La energía solar es autóctona y está disponible en la totalidad del planeta, lo que contribuye a disminuir las importaciones energéticas y a crear riqueza y empleo. Por todo ello, la producción de electricidad a partir de energía solar y su uso de forma eficiente contribuyen al desarrollo económico.

Como has podido comprobar, la importancia de utilizar la luz solar como forma de energía es muy relevante. En este momento en el que el cambio climático va en aumento, necesitamos revertir este fenómeno y los calentadores solares son una excelente forma de potenciar el uso de estas energías creadas para cuidar el planeta.

También te va a interesar: Energía solar para el hogar: características que debes conocer.