Agua caliente con energía solar
Publicado el 6 de noviembre de 2020 - Calentadores

Agua caliente con energía solar, un sistema confiable

El impacto del calentamiento global y la escasez de ciertos recursos no renovables nos están empujando cada día a usar energías eficientes, sustentables y renovables. La energía solar es una de ellas. Esta se obtiene a través del uso y aprovechamiento de la radiación proveniente de este astro. Su uso se extiende hasta el calentamiento del agua, reemplazando el uso de energía eléctrica o gas.

 

Calentador ecológico que aporta grandes beneficios

Los calentadores solares de agua son sistemas capaces de calentar este líquido para su uso cotidiano, calefacción de espacios e incluso procesos industriales. Constan de tres componentes: un colector solar, que recibe la luz del sol y la transfiere al agua, un termotanque, para almacenar el agua caliente, y tuberías y válvulas: permiten el movimiento y transporte del fluido entre el colector, el termotanque y el sistema sanitario.

Dentro de los beneficios que nos pueden aportar con su sistema están:

1. Al funcionar con energía renovable, son sistemas 100% ambientalmente amigables. Su uso permite la reducción en la emisión de dióxido de carbono. Durante toda la vida útil de estos equipos, se reduce hasta en una tonelada la producción de este gas.

2. Método de calentamiento natural: el proceso de calefacción es natural y sin ningún costo. Con el uso de estos sistemas, se puede reducir hasta en un 70% el uso de energía eléctrica y hasta un 80% de gas en un hogar.

3. Funciona sin importar el clima: no importa si es un día soleado o nublado, la tecnología en la elaboración de estos calentadores ha avanzado tanto, que les permite absorber mayor radiación aún si el día está nublado.

4. Poco mantenimiento: al ser equipos bastantes simples, no requieren de grandes jornadas de mantenimiento, solo es necesario la limpieza de sus componentes cada dos meses y un drenado cada 4 meses. Además, su vida útil es mucho más larga que la de los calentadores comunes.

Sin embargo, es importante tener ciertos cuidados, como no dejarlo nunca sin agua y mantenerlo siempre limpio de polvo, ya que este interfiere en la absorción de la radiación del sol. Cuando no lo estés utilizando, recuerda cubrirlo con una lona para impedir el paso de los rayos solares. Haz un uso consciente y responsable de él.

5. No es intrusivo: este sistema de calefacción no produce mucho ruido, lo que lo convierte en una solución poco intrusiva.

 

Cómo elegir tu calentador

Existen dos tipos de calentadores. El primero de ellos es pasivo, el cual no requiere de energía externa para funcionar, sino que, por medio del principio de convección, se moviliza el agua dentro del sistema. El segundo es el activo, que utiliza una bomba u otro tipo de energía para movilizar el agua.

Es importante que, a la hora de elegir el calentador, tengas en mente lo anterior. También tus necesidades y las de tu familia, el clima del lugar donde vives y con cuanto espacio cuentas para instalarlo.

Ten en cuenta estos detalles:

  • Capacidad: este es el punto más importante. Para determinar esto, es necesario contemplar el número de personas que harán uso del agua que allí se calienta. En el mercado existen calentadores de diferentes capacidades dependiendo las necesidades.
  • Necesidades: ya teniendo claro el tamaño del equipo, es necesario tener en cuenta que necesidades cubrirá nuestro calentador. Normalmente, ¿cuánto tiempo tardan cada uno en ducharse? Dar respuesta a esta pregunta es importante. Si el tiempo en la ducha es más larga, se debe elegir un calentador con mayor capacidad.

Una vez te des cuenta de las grandes ventajas que trae al medio ambiente y a tu hogar este tipo de sistemas, te animarás a hacer uso de estos calentadores en tu hogar.  

También te va a interesar: Ventajas de usar un calentador solar de agua